PARAÍSOS ARTIFICIALES

paraisossalomon.

Vibran los alrededores, la luz del sol atravesando la verde piel de una zona tropical, es el punto de vista de alguien. Un plano amplio muestra a Salomón combinándose con hojas, troncos, hierbas. Paraísos Artificiales. Yulene Olaizola.  2013.

La naturaleza cobijará al ser humano entre sus sonidos, imágenes fantasmales, siluetas increíbles. Vamos conociendo un lugar que se esconde entre la niebla, el mar se deja ir poco a poquito sobre la arena de una playa en donde Luisa perderá más de una vez la mirada para pensar en no sé qué tantas necesidades. Luisa y Salomón entre que se conocen – en la película y fuera de ella-, rompen hielos, van descubriendo sus debilidades. Encuadres fijos, con gran profundidad de campo llenan de vacío algunos instantes de Luisa. Salomón confiesa una anécdota en voz off, es enmarcado en un plano amplio que se le acerca y muestra el mar llevándome a crear imágenes que acompañan a este paraíso en el cual se desciende lenta y extrañamente.

.

cine_paraisosartificiales

.

Los movimientos de cámara van y vienen, de manera relajada me acercan a los eventos de la naturaleza o a una situación entre humanos, la interacción de Luisa con los habitantes de Jicacal, en los Tuxtlas, Veracruz, sucede tal como si se tratará del trato con una extraña, lo acontecido fuera de cuadro, el trabajo previo se suma a lo contado en cada secuencia, la interacción entre las personas apela mucho a la improvisación, al acto de la comunicación humana, los gestos, los silencios, los olvidos; Luisa, esta vez Pardo Urias, se mantiene alerta a las reacciones de los demás, que sí, entran en el juego de la película, pero también, me parece, se dejan ir en su entorno. La cámara atestigua varios encuentros, Luisa va conociendo a los habitantes del lugar mientras el humo de una droga no le es suficiente para calmar esos malditos nervios. Ante las circunstancias, los personajes que viven en el pueblo son atrapados en la historia y de pronto sí, se encuentran reaccionando de manera extraña ante las preguntas o silencios de una Luisa que encuentra en la inhalación dentro de un jacal de colores opacos otro vasto paraíso.

Veracruz y sus costas suceden fuera de la mente de Luisa. El vaivén entre registro documental y digamos pues ficción, se aparece de manera sutil, el trabajo de previo de Yulene Olaizola en el documental Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo, 2008, la cámara se mantiene muy entrometida, observa; si en Intimidades… Yulene decidía dejar su voz en off haciéndole una pregunta a su abuela; ahora decide que las preguntas y respuestas sucedan delante de cámara, los planos se mantienen quietos, observamos a Luisa caminar entre la vegetación como perdida en los verdes a su alrdedor.

.

30RDP_ARTIFICIAL_SPAN-articleLarge

.

Salomón esucha y le da un jalón exquisito, marca Bob Marley. La rica ganja la fuma para trabajar, en la conferencia de prensa nos comentaban que Salomón se decía no muy apto para trabajos de la mente, que lo de él era lo físico… se atiende de nuevo con humo y no sé qué pensamientos pasen detrás de sus ojos. Si aparecen las drogas yo diría que es bajo ningún afán, simplemente acuden a la vida de personas que existen en una historia para cine. Pero sucede que en la historia hay más de un hecho, suceso, individuo reales. Entonces lo que parecía un poco de juego ya no lo es, el juicio, los sentimientos que me genera lo acontecido en la pantalla me son despertados por personas que existen así en el cotidiano. La historia se llena de extraños aromas, se hace densa mientras Luisa y Salomón miran unas nubes grises bebiendo algo de mar, la música se suma a la tristeza del momento.

Atestiguo lugares destinados al secreto, me son revelados y con ellos una historia que empapa de tristeza; Salomón y los habitantes de Jicacal mantienen esa depresión pasajera, le brindan a Luisa hospitalidad, palabras, sinceridades, la invitan a ser unos momentos con ellos mientras ella ruega porque el tabaco haga su labor.

.

imgManager.php

.

Paraísos Artificiales puede sumarse al debate de las drogas, que no es su intención, dejándonos ver vidas que son posibles, apartándose de juicios y mirando consecuencias. La tristeza quiere llevarselo todo, la naturaleza se queda quieta porque quiere escuchar el canto de Salomón.

Por hoy los Pretextos.

Puedes verla en la Cineteca.

Pólvora! M.

.

Una producción de Yulene Olaizola e INTERIOR X II I Con el apoyo de HUBERT BALS FUND CENTRO DE CAPACITACIÓN CINEMATOGRÁFICA Programa de Apoyo a Proyectos y Coinversiones Culturales – FONCA CONACULTA Programa para Artes Audiovisuales TRIBECA FILM INSTITUTE Con LUISA PARDO Y SALOMÓN HERNÁNDEZ ROSALES DirecciónYULENE OLAIZOLA Guión FERNANDO DEL RAZO y YULENE OLAIZOLA con la colaboración de LUISA PARDO Producción YULENE OLAIZOLA, SANDRA GÓMEZ, MAXIMILIANO CRUZ  Co-Productor ANTONIO “TONITZIN“ GÓMEZ Directora de Fotografía LISA TILLINGER Edición RUBÉN IMAZ CASTRO Sonido Directo FEDERICO GONZÁLEZ Diseño Sonoro JOSÉ MIGUEL ENRÍQUEZ Música EMILIANO MOTTA y EMILIANO GONZÁLEZ DE LEON

One thought on “PARAÍSOS ARTIFICIALES”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.