12/08/2021

THE SPACE FARM

ComunidadAudiovisual

CEREMONIA

ceremonia


No soy fan de mucha música, sin embargo me gusta escuchar otras propuestas, no sabes si puedes encontrar algo que te pueda agradar, bajo este pensamiento decidí asistir junto con el Gallo a pasarnos la seguridad por el arco del triunfo, o sea brincarnos, al festival CEREMONIA, no estábamos de acuerdo en pagar 750 pesos por la entrada, a pesar de que había algunas promociones pues ni así quisimos pagar, no estamos de acuerdo, o por lo menos yo, con los costos tan altos de los conciertos y lo peor es que el artista(s) no se llevan el mayor porcentaje sino, como siempre, los grandes consorcios son lo gandallas.

La cita era a las 11a.m., pero como siempre salimos unos cuantos minutos tarde; el día estaba muy gris, como los últimos aquí en el DF, pero eso no importaba teníamos mucha actitud de danzar.

Ya desayunados llegamos al centro dinámico Pegaso al Poniente de la ciudad, la pandilla con boleto en mano decidió meterse para ver a los Suuns, banda que si me pone a taconear y por lo mismo nos apresurarnos a acomodar los víveres (ron) para el festival.

Una vez más esa sensación de incertidumbre en el estomago se hace presente, acá esta más raro porque he escuchado historias de terror de la policía del Estado de México, y con el resto en la mochila había que tomar mayores precauciones.

Al llegar al estacionamiento pedregoso, no alentaba mucho para hacer la hazaña ahí, había que buscar otro lugar, como siempre un recorrido para conocer la zona siempre te dirá por dónde es el deal, solo caminamos y seguimos la música, mientras  echábamos un reojo a la mirada de la seguridad que estaba atenta a su trabajo, pero no de nosotros.

Unos cuantos pasos, un canal que conduce agua, unos árboles, la música se acerca y un “Ya aquí clávate wey”, fueron, necesarios para estar dentro, miradas a los costados y sólo un tipo del público que nos ve, como diciendo: ¿Ustedes qué hacen? Ahora es tiempo de topar a la banda.

Como mandado hacer llegamos a ver a los Suuns  justo cuando estaban rifándose esa rola de “Music Won´t save you”, para dar chance a “2020”, que trae ese beat hipnotizador justo para darle humo al ojo,  la fiesta ya está con todo, se siguieron con “Minor work”,  después sacaron la pachequiza con una muestra de su buena música, desde mi perspectiva.

De ahí nos fuimos a apoyar a la banda emergente y de México, Los Mekanikos, unos morros que traen algo fino para el dancefloor y que mueven los sintetizadores como si fueran su vieja, mucho baile y fiesta.

La siguiente parada fue Ty Segal que nos regaló unas buenas rolas, Zurdok que tocó varios de sus éxitos, aunque faltó “el Gallito Inglés”, después chik chik….

Después de una investigación, tratar de hacer memoria y de ver las fotografías caímos en la cuenta que fueron demasiadas chelas con ron y el black out está denso, sin embargo fue buen desmadre.

Por Cocodrilo Asesino.