57 MUESTRA INTERNACIONAL DE CINE | LEVIATHAN

leviathan


Monstruosas serán las consecuencias, se dibujarán con violencia en los rostros; amplios paisajes devorarán a los seres humanos. Leviathan. Dir. Andréi Zviáguintsev. Rusia, 2014, 140 min.

La inmensa naturaleza resguarda una historia, el mar cachetea a las rocas, una música de violines aumenta la intensidad, nos adentramos en la trama, entre las rocas, cerca de una laguna, una luz se enciende, alguien se despierta y sale de casa. Como en muchas películas de la 57 Muestra, alguien llega al pueblo, la historia comienza a platicarse. Estaré en medio de un litigio en donde unas hectáreas, incluidas una casa están en disputa, Kolia (Alekséi Serebryakov) vive en esa casa con su hijo Roma y la madrastra de éste, Lilia (Elena Liadova); en sus actuaciones reviviré el desprecio hacia una madre no elegida, la calma de una mujer encerrada es sus lamentos y que en sus acciones encontrará placeres y castigos. La familia recibe al amigo, que sabré es abogado y sólo cree en los hechos, las palabras serán una cicatriz para este personaje, me recordará cómo es y qué es lo que busca luego de llegar a casa de su amigo. En más de una secuencia advertiré las penas que de vez en cuando vive una persona al enfrentarse con algún aparato de justicia corrupto, se exponen los lenguajes gremiales como crípticos, barreras que alejan al personaje principal de alguna esperanza en su caso.

2

La llegada del amigo tendrá sus consecuencias, éstas impulsarán el ánimo de la película hacia varios lados, pero se volverá a un tono depresivo, en donde la naturaleza mejor guarda silencio, observa los actos cometidos por el ser humano, el cine entonces hace visibles esos actos, pero además, en el importante proceso de edición, esa naturaleza remarca los estados de ánimo, en otros momentos me parece que los sugiere, la imagen en movimiento en su concatenación va construyendo a un monstruo voraz, que anhela las monedas doradas, la destrucción, poco se parece a las criaturas fantásticas y más al ser humano enervado, echando gritos bajo la obscuridad con el alcohol a punto de hacer estallar unos ojos inundados de odio.

En esta arbitraria disputa por el espacio, el bien y el mal son representados en uno de sus más dramáticos extremos, mismos que son tomados de alguna cercana realidad, tanto que es esta a quien envía el mensaje, la crítica, es esa realidad rusa el espejo en donde Leviathan se mira. Percibo una incidencia en la exageración, el malo es malo, alevoso sin ganas de redimirse, representa eso, justo eso, la maldad, la mezquindad, el exceso de riqueza a costa de otro ser humano, de su casa, sus bienes. Un mal que asfixia y sólo se soporta con vasos y vasos de vodka derecho, es un mal de nuestros tiempos, un individualismo en donde se sostiene todo un sistema político, económico, social, desesperadas ideologías atascadas en la opulencia, regodeándose cuando ejercen el poder o lo insinúan, o lo presumen. Por otro lado Kolia, un ser humano con la destrucción en el rostro, en los pliegues que se forman entre la nariz y sus labios, mismos en donde surgen violentas palabras dirigidas a su esposa. Y entonces la maldad tienen otros orígenes, en la base de lo humano, de su sentir y compromisos traicionados. En esta película el silencio no soporta la vida misma, sus alrededores, y mejor prefiere contemplar un último paisaje frente al mar.

3

Existe corrupción y se hace evidente mientras la cámara nos muestra los miedos de ese ser opulento que es el Alcalde. El despojo de las tierras se suma con el drama familiar, la película genera un calambre desesperanzador. Se suma la relación del gobierno con la religión, y esta vez no con una visión dadivosa, sino en un tono más de confesión, los consejos son dados por el padre: los decretos de Dios deben ser obedecidos, la misa se efectúa en un paraje en donde la nieve reza toda la madrugada. El Alcalde evita sofocarse mientras recarga sus debilidades en el padre, que transmite la palabra de Dios, un mensaje moldeable a la conveniencia, un Dios cuestionado por el mismo Kolia al encontrarse con otro padre: Kolia no está dispuesto a aceptar más acertijos del religioso, que, como es costumbre, intenta contar un pasaje para que el otro se identifique, se ponga en conflicto y encuentre soluciones a sus problemáticas, sin embargo Kolya da un trago a la botella de vodka y carga la bolsa del padre, quizá obedeciendo algún mandato extraño.

Un tanto en el tono de Heli (Dir. Amat Escalante, 2013, México), Leviathan trata de acercar sus historias con hechos mayores, la corrupción y abusos de un Estado ruso se manifiestan cuando se ve implicada una familia de un pueblo cerca del mar de Barents, al norte de Rusia; es verdad que en Heli es un tema particular, pero que no escapa o deja de señalar responsabilidades del Estado mexicano. La 57 Muestra presenta este drama de una familia frente al gobierno y la encadena en su programación con Cenizas del Pasado, historia en donde la familia entraña el odio en un condado sin aparente ley; y Dos días, una noche, película en donde la familia tiene un severo impacto a partir de decisiones que incluyen al gobierno, el ser humano, las personas en su relación constante con la institución, con criaturas invisibles que conforman su espíritu  sw más seres humanos.

4

Tal vez presencio un posible estado de las cosas, de los excesos humanos; Andréi Zviáguintsev (Novosibirsk, Rusia, Unión Soviética, 1964), dirige una película con actuaciones intensas, elevadas de tono, ebrias de prepotencia y riqueza.

Los entornos del ser humano serán fotografiados de forma poética, los paisajes fuman obscuridad y observan al hombre despertar de su terrible y dolorosa borrachera.

Por hoy los pretextos.

Pólvora! M.

Todo de la 57 Muestra aquí

Un corto de Andréi Zviáguintsev: Mystery | 2011 | 5min (le puedes poner subtítulos).

 

Leviat_n-997278424-large


CINETECA NACIONAL
NOV 11
Sala 3 : Fernando de Fuentes
13:00|16:00
.
NOV 12
Sala 3 : Fernando de Fuentes
19:00|22:00

Leviathan | Rusia |  2014 | 140 min. | Dirección: Andréi Zviáguintsev | Guión: Oleg Neguin y Andréi Zviáguintsev |  Fotografía en Color: Mijaíl Kritschmann | Música: Philip Glass | Edición: Anna Mass | Con: Alekséi Serebryakov (Kolia), Elena Liadova (Lilia), Vladimir Vdovitchenkov (Dmitri), Roman Madianov (Vadim Cheleviat), Anna Oukolova (Angela), Alekséi Rozin (Pacha), Serguéi Pokhodaev (Roma) |  Compañía Productora: Non-Stop Production | Prod: Alexandre Rodnianski y Serguéi Melkumov | Dist: Mantarraya.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.