LOS ESPÍRITUS EN LA CIUDAD


Y mi corazón espera que mañana ya no llueva y yo te vuelva a ver…  Le ronroneó arrogante una frase en la frente: “esclavo de tus huellas de siluetas borrosas…”. Lejos, cerca de la Avenida, la Gran Avenida, la calma arrullaba insensata a una luna de corazón roto. Sonó, lejos, muy lejos, un quejido musical… Unos ojos gigantescos reconocieron la tonada. Un grito, varios ¡RRRR! ¡¡ARRRR!! ¡¡¡WAG!!!! La ciudad, la Ciudad, supo, atemorizada, después, después más calma, más tremenda, supo que habían llegado…  Siguió, lenta, tropicósmica, la tonada en una cabeza, en ojos tremendos, en el gesto de un rostro…  crece el río con los días, la plaza se inunda…

En la Ciudad, llovía.


Es el viernes, en el Pasagüero,  cerca del Metro Allende, la callejuela de baldosas traidoras te dirá que estás cerca, palpitarás distinto, dirás secretos en tu mente, te descubrirás hasta la rabia. Es el viernes 7 de julio,  en la noche, viernes de rock y rol ; ) .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.