DEBRAYE


¿De qué se trata esto? Le tiemblan las manos, parpadea lento, cada vez más lento, se siente cansado, las piernas le responden de manera inusual, se seca con el dorso de la mano derecha las gotas de sudor frío que se acumulan en su frente.

-Nada más estás debrayando mano, ya mejor párale, siéntate y tómate una coca…
-Bien picada… 😉 No, guácala, una coca, mejor agua mano, o un traguito de atole…
-Úfale, pero sí date algo, mano, sí te ves acá destrozadón…
-Cero, nada, es la vida atravesándome por las venas, cero, no andes diciendo, cero debraye, cero desfase, cero con tus ondas…
-Na, para mí que sí andas así en algo raro… pero pues vas, date, tú sabrás…
-…yo sabré yo sabré… qué actitud mano, qué actitud, increible… pero bueeee….

Su cuerpo comenzó a hervir, la neblina invadió el entorno, una espesa sensación, un frío en aumento les congelaba la sangre… ¿de qué se trata esto? Ambas personas se abotonaron sus abrigos obscuros, agacharon la cabeza, metieron las manos a los bolsillos de sus pantalones, caminaron hasta llegar al límite, en donde se acaban los faroles y no hay más iluminación artificial. En la esquina de Insurgentes, dieron vuelta a la derecha. La luna azul, esta vez más azul que nunca, suspiró, tremenda, tramposa, insensata…


HJS

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.