12/08/2021

THE SPACE FARM

ComunidadAudiovisual

Foto: HJS

En las calles de la Ciudad se desatan sucesos de los que nadie se entera.

– … Cada vez que digan tu nombre en mí pensarán, será mi cuerpo el que esté en las palabras que te construyen, voy a ser yo quien se aparezca cuando mencionen tus letras.

La voz trata de mantenerse firme cuando la noche comienza a llegar y los vientos emanan olores extravagantes. Depeche Mode suena macizo en algún maldito departamento de esta Ciudad, de este lugar en el planeta, un sitio en donde se fuma, se bebe, se canta, se baila en la oscuridad.

La Cerrada General Anaya guarda ecos que provocan escalofrío a quien transita por esos pavimentos. Andar por ahí despierta inusitados pensamientos, malabares hace la mente para no perderse, para no equivocarse en las afiladas sensaciones de su endeble humanidad. Una persona tirada en el pavimento se siente oscura, se rasca la cabeza e intentan acallar sus pensamientos, su voz salvaje. La Ciudad late y late tanto que hasta parece que baila una rola de post punk mexicano. Los vagos gritan sus embrujos de la madrugada, los perros callejeros se despiertan porque escuchan el ruido de una moto acelerada buscando un sombrío escondite.

Samuel se sirve el último trago de cerveza en un vaso flaco de vidrio que suda cuando el líquido es vertido en su interior. Samuel bebe y la oscuridad le llega a las neuronas de una manera extraña, se aleja, más allá del inusitado mundo de los sueños. La luna, más que ebria, se azota duro entre la galaxia con una rola tremenda de Depeche Mode.


HJS… #fanfarrón #nocturnito