DEBRAYE


¿De qué se trata esto? Le tiemblan las manos, parpadea lento, cada vez más lento, se siente cansado, las piernas le responden de manera inusual, se seca con el dorso de la mano derecha las gotas de sudor frío que se acumulan en su frente.

-Nada más estás debrayando mano, ya mejor párale, siéntate y tómate una coca…
-Bien picada… 😉 No, guácala, una coca, mejor agua mano, o un traguito de atole…
-Úfale, pero sí date algo, mano, sí te ves acá destrozadón…
-Cero, nada, es la vida atravesándome por las venas, cero, no andes diciendo, cero debraye, cero desfase, cero con tus ondas…
-Na, para mí que sí andas así en algo raro… pero pues vas, date, tú sabrás…
-…yo sabré yo sabré… qué actitud mano, qué actitud, increible… pero bueeee….

Su cuerpo comenzó a hervir, la neblina invadió el entorno, una espesa sensación, un frío en aumento les congelaba la sangre… ¿de qué se trata esto? Ambas personas se abotonaron sus abrigos obscuros, agacharon la cabeza, metieron las manos a los bolsillos de sus pantalones, caminaron hasta llegar al límite, en donde se acaban los faroles y no hay más iluminación artificial. En la esquina de Insurgentes, dieron vuelta a la derecha. La luna azul, esta vez más azul que nunca, suspiró, tremenda, tramposa, insensata…


HJS

 

IMAGEN


El viento desesperó sus infamias humanas, laceró sus pieles expuestas, esta Ciudad se convertía en una pintura de glaciares tonos, esta Ciudad atravesada por autos de fría carrocería. Al salir del metro la respiración se les fue congelando, tosieron, una, dos, tres veces, cof cof cof, los pulmones entendían el maltrato e intentaban contener las desquiciadas ráfagas de viento.

¿Para qué me dices entonces… ?/ ¿Cómo que para qué?/ Pues sí, ¿para qué, por qué me lo dices…ahorita?/ …Así tenía que ser, tenía un malestar en el estómago, algo incómodo /¿Malestar?/ Sí, ya sabes, algo que te inquieta…

Ya no se ve mucho. Cerraron la calle por sus dos entradas con altos bloques de madera, el paisaje está más obscuro. Del otro lado de la muralla de madera la maquinaria descansa por las noches. Les falta poco, muy poco para derribar el edificio. Dejó de existir algo que pensaban duraría más de muchos años.

Pues ya, ándale, camínale/ No quiero, tengo frío…/ Ya, déjate de cosas, ándale…/ No, ¿para qué me lo dijiste?…/ Osh… ya deja eso, en serio, tenía que decírtelo… así de fácil…/ Y ¿ya…?… así me tengo que quedar yo, con algo que no quería saber en mi cabeza necia, con esa idea maligna que ahora me patea el cerebro…/ Uff… ¡Qué azote…!

Antes de cruzar la calle pasa frente a ellos un grupo de personas, lucen prendas de licra en tonos fosforescentes, corren a paso moderado. La noche intenta alcanzarles pero también reciente el frío… esos dos siguen su caminata, dentro de sus abrigos, envueltos en sus bufandas de tonos obscuros.

Al final, todo lo que te dije fue mentira/ Ves… ¿Entonces para qué me lo dijiste…? Ahora sí te pasaste…/ ¿Me pasé…? De cualquier manera te ibas a poner así, así como te pones… / Bueno, ¿entonces las fotos del feis y eso?/ ¿Eso qué?…/ ¿Los mensajes…?/ No, tú ya te estás confundiendo, cómprate una vida…/ Me confundes… / Qué azote…

Se terminó la estúpida plática. Las manos se entumían de tanto frío; a ellos les recorría lento la sangre dentro de sus cuerpos. Cada quien a su casa. Por la noche, cuando ambos, como un augurio del desastre, sintieron un deseo espantoso de salir corriendo de casa, en ese momento, decidieron enviarse un mensaje. Sobresaltados, con el celular en la mano, intentaban olvidar esa imagen que les despertó de la pesadilla.


HJS

 

RADIO ACCIDENTAL | TIEMPO SUSPENDIDO


Actual, no tanto, ya volvemos, las voces moviéndonse en la Ciudad, en el país, en el andar y andar de estos cuates, estos compas que nada más andan blablaseando, tirando saliva para encontrar algo, alguito en la música, en la charla, en la compañía, un poco del ayer, de alguna vez que Roger Waters y su banda pisaron la Ciudad… ya después, ya después… nos encontraremos envueltos en ese mar… Va el Radio Accidental,  va, otra vez… La película que no recordamos, es:  Eight Miles High, Dirigida por Achim Bornhak, del 2007.

  1. Daft Punk | Technoloogic
  2. Pink Floyd | Mother
  3. Bauhaus | Dark Entries
  4. Pink Floyd | Pigs
  5. The Rolling Stones | What a Shame

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

RADIO TEXTUAL | NERVIOS

Incoherentes los ruidos de las patrullas, sus chillonas presencias. Se entrama con sus pesadillas cuando el jazzesito le timbra en las neuronas que le dan el sabor alocado a la vida, el irse torpe, echar a correr, andar y mentirse en el camino. En la calle, las personas usan más de una prenda de vestir. Da dos vueltas a la llave y abre la puerta, el sonido pudo ser menos escandaloso, pero su ajazzado modo de andar interrumpía sus maneras correctas y recatadas.

-Pedro...
-¿Quién?
-Pedro, el del Pullman, ¿cómo se apellidaba?
-Se apellida... mmm...
-Pedro...
-Mmm... Cómo era... este...
-¿Sí se acuerda?, ¿no?
-Sí... este...
-Mmm...
-No, la verdad no me acuerdo...
-Bueno, y al Chivo... ¿No lo ha visto?

Le zumban los oídos. En alguna carretera de curvas intrépidas preguntan por él, la pregunta no tiene las mejores intenciones. Con la mano derecha sacude su cabellera negra, el casquete corto se ha convertido en una desenfrenada melena de lobo hombre en parís... Arrastra la silla de madera hasta su ventana, se sienta y sutura sus labios con deseos y pasiones humanas. Nervioso, escucha el arrullo hipócrita de las patrullas. Cuatro golpes de puerta metálica. Un auto enciende su motor. Varias carcajadas. La madrugada. Una música electro que manda al carajo los venenos de la memoria. El auto acelera.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

The Juan Maclean A Human Disaster (House Of House Remix)


HJS

MALVADO

Es un tipo malvado. Algo perverso. Él no lo sabe. No quiere saberlo. Nadie tendría que decirlo. No puedes verlo. No se muestra ante ti. Es demasiado malvado, observa con cautela, se pasea por las calles de la Ciudad, es un tipo tremendo, la sonrisa de su rostro asusta de tan malévola... un sujeto que transpira temor... mucho temor...

-¿Cómo hago para poder penetrar con mis dedos tu cerebro, remover tus sesos, hacerte vibrar de emoción, te olvides de respirar, sigas sonriendo y seas feliz?
-... no sé, sólo hazlo...

El beso es de lo más animal -si es que acaso los animales se besan- el beso es de otros tiempos, de una fascinación intensa, de un quererse destruir para asumirse más que materia y andar por ahí, dispersos entre las estrellas.

Las dos personas estás sentadas en la mesa de la terraza, la luna les seduce con su mirada. Es el momento preciso. Se besan y el beso desespera, debo retirarme, éste, no era el momento preciso.

-A veces quisiera arrancarte a pedazos la carne, me doy miedo...
-Carnívoro asqueroso...

HJS

 

ComunidadAudiovisual