THE FALL OF TROY -THE PHANTOM ON THE HORIZON.

the-fall-of-troy

Por: Heber Zabdiel Osorio/ Cabafox.

Este es el segundo EP de esta banda originaria de Washington E.U. Después de tres largos y dos EP’s en su haber (The Fall of Troy -2003, Doppelganger – 2005, Manipulator – 2007 y el mencionado EP Gosthship de 2004), esta entrega de 2008 es la continuación del demo EP de 2004, sólo que como quien dice, corregido y aumentado; y yo le agregaría: conceptualizado y mejorado. Para quienes conocen a The Fall of Troy saben que se trata de una banda que demuestra una gran calidad de ejecución de su música, combinando excelentemente virtuosismo y ese sonido posthardcore melódico matemático con el cual han ido evolucionando, entregándonos trabajos que dentro de su clasificación van aumentando de calidad. Este álbum es totalmente conceptual y nos relata la historia ficticia de un galeón español y sus desventuras por los océanos. Así que el recorrido comienza con una introducción atmosférica jugando con los efectos en la guitarra, recordando un poco a sus contemporáneos de, The Mars Volta; y que se ira desarrollando poco a poco pasando progresivamente a explosiones y conjuntas melodías arpegiadas en la lira y con los acostumbrados delirios vocales de Thomas Erak, ahora un poco más melódicos. Así cada capítulo o track se va desarrollando por ese constante ir y venir al cual ya nos tienen acostumbrados este trió: pasajes armónico esquizofrénicos con una gran potencia y malabarismo constante en las cuerdas de la guitarra; bajeo y batería conjuntamente estructurados creando la base para el sube y baja de la navegación. El constante ir y venir no termina a lo largo del relato y crea momentos de verdadera emoción donde es preciso imaginar lo que en la navegación marítima está ocurriendo, tormentas o ataques de monstruos del mar; y otras donde la calma permite relajarse para tomar otra vez el timón del galeón. list of domains . Si gustan de bandas progresivas como King Crimson o Rush, y lo combinamos con algo de hardcore melódico a la Mastodon y su malabarismo en las guitarras, segu

ro deben entrarle. Un muy buen disco que si no aporta mucho tampoco está dentro de la comercialidad, ni del oportunismo de muchos grupos por llegar al mainstream, solamente es hacer lo que se quiere hacer sin pretensiones. Nos demuestra que todos pueden contar historias, pero el cómo contarlas es lo que realmente importa.

ComunidadAudiovisual