Tag Archives: Textos

IMÁGENES ALUCINANTES


Dulce olor. Mientras respiro no tengo otro remedio y escucho, me pierdo, me retengo un momento, me espasmo, me fatigo, escucho mi presente, no soy mi voz, no soy más mis pensamientos, la trompeta de Chico Hamilton, las percusiones, el barrer del vecino, su escoba acariciando el suelo, sus pasos, su arrastre, el camión de la basura, la mosca, otra vez, de nuevo, a mi alrededor; soy, de nuevo, con insistencia, una repetición, aún escucho...

Un dolor prematuro en la garganta me dice que algo anda mal, que algo hice mal, o bien, para deshacerme, para recriminarme. 

Dulce Olor. La Ciudad se acobarda detrás de dos gigantescas nubes grises. En una tienda de abarrotes una conversación... el señor de la dentadura vestigios de alguna antigua civilización, dice a ritmo lento, Pues sí, ya estamos hartos, ya estamos hartos, pero siempre decimos lo mismo, que el pueblo, que el pueblo unido, pero nunca hacemos nada...

La plática seguirá hasta que la bombilla amarillenta que alumbra la puerta del estanquillo se apague, el olor dulzón invadirá la Ciudad y sus habitantes dormitarán hasta extraviarse entre figuras e imágenes alucinantes.

Hipólito Juárez Saavedra

 

TONADA

Les une el cable. Se llenan de sonidos, se contagian sensaciones. El cable les une, comparten el instante, comparten tremendas ganas de besarse y desaparecer. La tonada que oyen les permite creerse otros seres, unos que pueden olvidar el entorno, la gente en el vagón, sus humores, sus gastos, sus desganos. La tonada les mantiene enamorados, viajando entre voces, silencios y vientos fríos de mayo, mayo chismoso y ellos escuchando, siendo música, notas, intenciones, pretensiones, pensamientos, dudas atiborradas de miedo y desesperación. El tren acelera. La vida putea con la inmisericordia. Ellos, ellos conectados, unidos.

-Me gusta ésa, déjala...

Hipólito Juárez Saavedra.

SORBOS

Dos sorbos. El tercero es mortal. Los autos se alcanzan unos a otros reclamándose el smog, escupiéndose gotas de lluvia nocturna. Aún mantiene la bebida en la boca. Su cuerpo comienza a ignorar todo movimiento humano, su mente desata una catástrofe en sus sentidos, se exageran los olores, las luces deslumbran, las texturas le provocan ascos y miedos. 
Da el tercer sorbo. Un auto acelera hasta desaparecer.

Hipólito Juárez Saavedra.

RADIO TEXTUAL | LIPOMA

CIRUGÍA CENTRAL | DIAGNÓSTICO DE ENVÍO: LIPOMA |
- Paciente masculino que presenta lipoma en el antebrazo de brazo izquierdo, sin antecedente, continuar valuación.

Firma xxx
......
Los párpados fueron pesadas lozas de cemento. Su cuerpo falseó, estuvo por desmayarse, no lo hizo, caminó, la tarde se sacudía un poco de gotas de sudor, el aroma de las flores rojas de la calles invitaba a comprar una paleta helada de guayaba.
......
Habló a su familia, envió mensajes en sus grupos de wats, escribía con tino y delicadeza frases de vida, de querer estar en este mundo; daba enviar a caritas amorosas, en su cerebro batallaba una pandilla de justicieros mortales contra otra de caníbales despiadados.
Semanas después, se escribió en el reverso de la hoja de delgado papel grisáceo:
......
Fecha xx| xx| xx
DIAGNÓSTICO INICIAL : Lipoma brazo izquierdo.
DIAGNÓSTICO FINAL : Probable piquete de insecto.
RESUMEN: Masculino de 29 años, sin antecedentes de importancia para su PA, el cual tiene 1 mes desde la evolución con pequeña tumoración en antebrazo izquierdo, desconociendo la causa de aparición. A la EF conciente, orientado y cooperador, cardiopulmonar estable, y abdomen blando y depresible con peristalsis normal. Presencia de pequeña nodulación en antebrazo izquierdo, tercio medio cara palmar de 8mm de diámetro, superficial y fija, al parecer no dependiente de vasos sanguíneos. Cuenta con estudios preoperatorios dentro de parámetros normales. Asciente con probable piquete de insecto. Se deja en observación y con cita abierta de acuerdo a la evolución.

Firma.... xxx  | Fecha xx | x x| xx
.....
Couagulante sonó una melodía entre sus ideas que de inmediato atrapó y comenzó a tararear. La tarde, la tarde nomás se reía a carcajadas.
1. Escalofrío | El Columpio Asesino     

Hipólito Juárez Saavedra.

ENAMORARSE

Cae. Su cuerpo golpea el suelo del metro. La noche escucha el tronar de sus huesos, los de la mano. No sabe en dónde está, no quiere saberlo. Una policía se acerca, agacha su cuerpo y trata de revivirlo. No murió, estuvo vivo, más vivo, aguerrido, aferrado a este mundo. La policía no tuvo respuesta, le golpeó las mejillas, le habló muy cerca... la policía sintió una atracción, agachada se acercó a ese rostro y lo besó, primero la mejilla, después la frente, al final los labios, un largo beso; las personas observaban de píe, la policía no sabía qué extraño impulso le había motivado.

El hombre se levanta alarmado. La policía se retira para seguir su rutina.

Hipólito Juárez Saavedra.