Tag Archives: TSF recomienda

RADIO TEXTUAL | NERVIOS

Incoherentes los ruidos de las patrullas, sus chillonas presencias. Se entrama con sus pesadillas cuando el jazzesito le timbra en las neuronas que le dan el sabor alocado a la vida, el irse torpe, echar a correr, andar y mentirse en el camino. En la calle, las personas usan más de una prenda de vestir. Da dos vueltas a la llave y abre la puerta, el sonido pudo ser menos escandaloso, pero su ajazzado modo de andar interrumpía sus maneras correctas y recatadas.

-Pedro...
-¿Quién?
-Pedro, el del Pullman, ¿cómo se apellidaba?
-Se apellida... mmm...
-Pedro...
-Mmm... Cómo era... este...
-¿Sí se acuerda?, ¿no?
-Sí... este...
-Mmm...
-No, la verdad no me acuerdo...
-Bueno, y al Chivo... ¿No lo ha visto?

Le zumban los oídos. En alguna carretera de curvas intrépidas preguntan por él, la pregunta no tiene las mejores intenciones. Con la mano derecha sacude su cabellera negra, el casquete corto se ha convertido en una desenfrenada melena de lobo hombre en parís... Arrastra la silla de madera hasta su ventana, se sienta y sutura sus labios con deseos y pasiones humanas. Nervioso, escucha el arrullo hipócrita de las patrullas. Cuatro golpes de puerta metálica. Un auto enciende su motor. Varias carcajadas. La madrugada. Una música electro que manda al carajo los venenos de la memoria. El auto acelera.

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

The Juan Maclean A Human Disaster (House Of House Remix)


HJS

JUEGUITO

Estás mintiendo / ¿Cómo sabes? / Lo sé / No estoy mintiendo / ¿Cómo sé? / Tienes que saberlo /… No lo sé… ¿y qué importa si miento? / ¿Cómo qué importa?… no manches, cómo qué importa ( se ríe, pero no quiere hacerlo, es más que un impulso, es un expresar algo que no sabe cómo decirlo, se ríe, pero no le provoca ninguna gracia la situación, aunque la verdad, es muy divertida) … / Pues sí, qué importa… ¿en qué cambia? / Pff… / … No estoy mintiendo… ¿En dónde estás? / En Taxqueña / ¿En qué parte? / En el metro, asco el frío… / ¿Te congelas? / Me hago momia… / ¿En qué parte del metro estás? / Abajo del reloj… / … ¿En serio ? o.0 /… Sí… / … mmm… ¿Hay otro metro Taxqueña? / No… / Yo estoy abajo del reloj… /… /…

El que miente soy yo. Esas dos personas nunca hablaron por teléfono, no se conocieron jamás, no han pisado la estación Taxqueña, es más, no han nacido. Pero lo harán. Por varias razones de este curso humanoide, nacerán, serán concebidas en distintas circunstancias. Aprenderán algunas buenas maneras de comportarse, conocerán su idioma, lo hablarán, usarán tablets y celulares para distraerse… los bytes en sus memorias se acumularán, la música les sonarán en las cabezas hasta hacerles explotar varias preguntas en sus mentes. Una noche, y aquí si no miento, en serio, una noche, se irán a dormir con el reproductor del celular encendido, elegirán, eso sí, distintas canciones -tampoco tan mágico, tan casual- sentirán esa calma, ese dejarse ir lento, tranquilito del ensueño, los párpados les arrullarán las desesperaciones y sí, entonces sí, ese par, soñarán que mantienen una conversación con alguien, utilizaban el manos libres, de eso se acordarán, también del camino por donde andaban, era obscuro, de árboles altos y fachadas de casas iluminadas por grandes faroles de pantallas ambarinas. Se acordarán del susurro de los automóviles transitando en alguna avenida, del color rojo de un reloj digital, del olor ahumado de una estación de metro… pero no se acordarán de las palabras que dijeron, se van a desesperar un poco, querrán acordarse pero no podrán. Al despertar, seguirán su rutina, ese día beberán cinco tazas de café cargado, mucho.


HJS

RADIO TEXTUAL | DÍMELO


Dímelo otra vez / ¿Qué? / Ya sabes, dímelo otra vez… / No quiero / ¿Y ahora por qué no quieres? / Porque no, porque así es la cosa, ya sabes, así es… / Dímelo, en serio, no me acordaba, pero me acordaré / Ya no importa / No digas eso… / ¿Qué quieres que diga? /… Algo, que me digas… /…/ ¿Ya viste?, ése edificio, ya lo están derrumbando… / Mjm… / Ya… ya dime… / ¿Qué te digo? /… Agh… me desesperas…

El chofer del camión le puso en random mientras los dos jovenes seguían sentados platicando. Después pensó: la canción que salga, la primerita que salga me va a dar dosquetres respuestas… estoy harto…
Le metió tercera a la máquina en el carril de alta de avenida Universidad, le subió recio al volumen…

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

I dig You | The Cure


HJS

 

 

RADIO TEXTUAL | PERDICIÓN



-Ya sé, ya sé que le debo su tequila, ya sé, ¿cuál me dijo?… sí, ya sé, ya sé, pero agarre la onda, esta vez  me dieron justos los viáticos, además ya no pude pasar, pero yo sé que le debo, le debo, no se me olvida… sí, lo sé, además usted me da mucha paz…

-¿Qué, Royer ya no está vagoneando?/ Na, ya no.. ya no mi buen, ya no…/ pues dale, dale, arráncate/ na, na, orita na, ahí viene uno igual con audífono… na, nada, orita na/ … cómo de qué na… bájalo, bájalo en corto, bájalo… ooo… ¿lo bajamos? / na… na, espérate/ … o pues, trae unos, trae unos, de los blancos… / na, na… espérate, siento gacho, yo siento gacho, espérate…

En una Ciudad en donde los fríos son vengativos y lastiman los huesos, las entrañas humanas; en esa Ciudad las personas hablan, dicen comentan,  se hacen viento, palabras que no volverán, que no quieren volver, en una Ciudad de catástrofes y cloacas humeantes, de gritos, lamentos, silencios enervantes, en esa Ciudad sus habitantes deliran ensueños, desperdician llantos, inventan risas, en esa Ciudad nacen otras Ciudades, se despiertan los fantasmas de una Revolución, de un movimiento de independencia; en esa Ciudad los habitantes mastican sus mentiras, sus rabiosas verdades, la noche se divierte bebiendo experiencias de dulce final, casi todas de dulce final. En esa Ciudad las batallas son diarias y se gozan más que la primera, más que la primera. En esa Ciudad se vale tener miedo, se vale vivir en los huecos más obscuros, se vale… pero la Ciudad te descubre, te da bofetadas para después besarte, ese beso que ya estás anhelando el día de mañana, ese beso, ese beso…

El camión de la basura intenta, quiere arrancar, pero no puede, el conductor mantiene apretado el clutch mientras hunde de a poco el acelerador, un humo obscuro escapa del mofle del camión. La Ciudad tose leve.  -Te dije que no – ¿Cuándo me dijiste? -Nunca te acuerdas, ¿para qué te digo? -Para que me acuerde… -Hay veces que no te entiendo… -No me entiendas… -Tengo que… -¿Para?… – Para sobrevivir… – Qué azote… – Muérdeme… – … – Anda… – ¿Aquí…? – Sí… – Espera… – ¿Qué?… – ¿Qué suena?… -… – ¿Oyes?…

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.


HJS

OTRA DIMENSIÓN


Consuelo anota en su libreta cuántos yakults ha vendido, el lápiz intenta dejarse legible en la hoja de raya.

El señor de chamarra negra y hombros caídos carga los huesos de chamorro de puerco en una bolsa verde de plástico.

Ambas personas se van a encontrar pero no se mirarán, sin embargo sentirán el mismo pellizquito en la espalda, la Ciudad seguirá en sus fríos, en sus casquivanas pretensiones de hacer del ambiente una escenografía del hartazgo, del terror. Ambas personas se van a ignorar en este mundo, en esta dimensión. Pero en otra, en otro espacio, en otra atmósfera, en otra manera de inventar el tiempo, se van a mirar el uno al otro y se harán varias preguntas, tendrán temor de contestarse, tendrán temor del olvido. En ese otro modo de existir el calor arañará la piel, provocará ardor en las pupilas.

Consuelo jala el carrito cada vez más liviano. El Señor de chamarra negra pensará en su perra buscando por las mañanas un rayo ínfimo de sol. La Ciudad tendrá ganas de estornudar apenas le llegue el olor de asfalto quemado por las mañanas.


HJS